Un camino de poder que conduce al corazón

Cuando te permites amar de verdad experimentas una dicha, una plenitud que te nutre, te sana y expande. Te haces grande porque tu alma irradia toda su luz, todo su amor y energía; así cuanto más amas, más irradias y más grande eres.

No hay un placer más gozoso, profundo y sanador que cuando el amor verdadero nace de ti. Es un pelotazo de energía que te hace sentirte divino porque eso es lo que realmente eres, un dios brillando en tu cuerpo.

El Camino del Tantra es el Camino del Corazón que te conduce a la plenitud del amor pero también es un camino de poder y fuerza, porque te centra en ti para que nunca te pierdas en el otro porque una cosa es amar a los demás y otra es perderse en los demás para que te den el amor que no te das.

Hay personas que tienen su corazón cerrado, les da miedo amar pero lo que en realidad temen es sufrir, temen que alguien abuse de su amor pero quien permite el abuso es porque no se ama, no está en él mismo para cuidarse, no cultiva su fuerza y poder personal, dejando en manos del otro su propia felicidad.

El proceso de abrir tu corazón debe ir acompañado del desarrollo de tu fuerza y poder personal. El amar de verdad es la consecuencia del amarte de verdad porque el camino del amor es la culminación de una senda de poder que te centra en ti, te nutre y desarrolla tus dones y cualidades como persona.

Si abres tu corazón sin desarrollar tu poder personal, sin centrarte en ti, entonces sí pueden dañarte porque pierdes tu centro; por esto, de una forma instintiva, las personas sin un centro y sin desarrollar su poder personal o bien están siempre padeciendo relaciones donde son dependientes o tienden a cerrarse para que nadie entre y les dañe, desarrollando un comportamiento cerrado, frío y distante.

Necesitas amar pero para poder amar necesitas ser tú, desarrollar tu fuerza y poder personal.

En estos momentos dramáticos en que todo se desmorona y ya nada es seguro, es más necesario que nunca que tengas fuerza, confianza en ti y tus valores, es más importante que nunca que no seas dependiente y desarrolles tu poder personal.

Frente a la dificultad Fuerza emocional, Poder Personal

Nos han hecho crear que el amor es entrega, servicio, decir siempre sí, ser capaz de renunciar para entregarte al otro pero no es la verdad.
Amar es ser auténtico, decir lo que quieres y lo que no, es saber luchar por tu dignidad, poner límites a quien no sabe respetarte, es darle a quien abusa la oportunidad de rectificar porque le dejas claro lo que no vas a permitirle.
Cada vez que eres tú y te atreves a vivir tu verdad, tu poder personal crece
Cada vez que renuncias a ser tú y no dices tu verdad, tu poder personal decrece.
Si el músculo del amor se desarrolla amando, el músculo del poder se desarrolla siendo tú, sabiendo ir a lo que realmente te conviene y dejar atrás lo que no, siendo el dueño de tu vida.
Si haces esto estarás satisfecho contigo mismo, te sentirás bien y te valorarás como persona; eso es lo que te permite amarte y desde esa satisfacción interior, desde esa seguridad que te produce saber cuidarte, podrás abrirte y amar  a los demás.

Desarrollando tu poder personal

El verdadero poder no se manifiesta simplemente en conseguir cosas sino en lograr ser lo que tú quieres ser, en ser capaz de canalizar tus emociones hacia lo positivo y no dejarte llevar por victimismos, melodramas ni desbordadas emociones negativas.

El verdadero poder se manifiesta cuando eres capaz de dejar atrás lo que ya no te conviene o incluso te desvitaliza, sean hábitos, ideas, tendencias o personas y relaciones negativas en tu vida.

Es ser capaz de mantenerte en un ánimo positivo aunque haya tormenta.
Ser capaz de confiar en ti aunque todos duden de ti.
El verdadero poder no lo tienen los tiranos y los que quieren dominar y ser dueños de la vida de los demás sino los que son dueños de sí mismos.

Ven a la senda del poder que te hace libre porque te libera de todos los complejos y falsedades con que han querido limitarte.

Ven a la senda del poder que te hará mágico, competente y eficaz porque manejarás mejor que otros la energía.

Ven a la senda del poder que te conduce a la plenitud del amor y de un mayor gozo, que te lleva a la realización personal y la plenitud.

Que te conecta con el Dios que también eres para nunca más dependas de nadie ni de los demás.

No temas. No creas que por abrir tu corazón te harás más débil porque sólo podrás abrirlo cuando seas fuerte de verdad.
Francisco Pedro Torres Perales

 

para mas informacion pincha en la foto, del libro “Amarte: creando la plenitud”

amarte libro imagen