Tantra Natural. El Yoga de las emociones

 

Aprendiendo a manejar la energía de tus emociones. Desarrollado tu inteligencia emocional

Gozar más y sufrir menos es esencial en cualquier vida, también en la tuya y para conseguirlo necesitas saber manejar la energía en general y la energía emocional en particular porque dependiendo de tu estado emocional, vivirás lo que te sucede con una emoción positiva de gozo o negativa de dolor o sufrimiento y eso es lo definitivo en tu vida, gozar o sufrir.  

Hay personas capaces de mantenerse con más facilidad en emociones positivas y son más felices, más sanas, viviendo más tiempo y con mayor calidad de vida.

Otras tienden a atascarse más en emociones negativas y tienen más problemas, más enfermedades, gozan menos, viviendo menos años y con menor calidad de vida.

Si es cierto que la clave de la vida está en saber manejar la energía, el secreto de la felicidad y la salud, está en saber manejar la energía emocional, aprender a canalizar nuestras emociones para vivir lo más permanentemente posible en estados positivos, gozosos y creativos, sabiendo gestionar las emociones negativas que puedan presentarse.

Dos personas pueden ser lo mismo y hacer las mismas cosas pero vivir esas experiencias con emociones muy diferentes. La misma dificultad, a unos les hunde y a otros les hace grandes. El mismo gozo, unos lo disfrutan plenamente y otros ni lo sienten y agradecen. Lo importante no es lo que te pasa sino la emoción con que vives lo que te sucede.

Puedes estar haciendo algo que de una forma objetiva es positivo y hasta gozoso, como tener sexo, pero no significa que lo vivas con la total emoción que esa experiencia puede tener, incluso puedes vivirla con miedo, negatividad, tensión y prejuicios que, más que hacerte disfrutar del momento, pueden hacértelo vivir con tensión y dolor.

Puedes tener que afrontar algo objetivamente difícil o conflictivo pero si vives la experiencia con una emoción de serenidad y confianza, te será más fácil evitar el dolor, la negatividad y el agobio con que se suelen vivir esos momentos, pudiendo afrontarlos con más recursos y creatividad, con más posibilidades de resolverlos por tu propio estado positivo que te permitirá encontrar más fácilmente las soluciones o afrontar lo inevitable si es necesario.

Tu felicidad no depende solo de lo que haces y te ocurre, de lo que consigues, eres o tienes. Nada de esto es definitivo para que seas feliz o desgraciado porque lo definitivo, es la emoción con que vives las cosas. Si es positiva será una experiencia gozosa en mayor o menor medida; si es negativa, será una vivencia conflictiva o incluso enfermiza y dolorosa.

Lo importante no es lo que eres sino cómo eres lo que eres. Lo importante no es lo que haces sino cómo haces lo que haces, la emoción que pones en cada uno de tus actos. lo que haces.

Si la emoción con que vives lo que te sucede es lo importante, la llave de la felicidad está en saber gestionar tus emociones, sabiendo permanecer y profundizar en las positivas, reconduciendo las negativas para librarnos de su daño y su dolor.

Conseguir esto requiere una habilidad y desarrollar esa habilidad necesita de un entrenamiento emocional. De esto trata el Tantra Natural o Yoga de las Emociones.
Un yoga no basado en el conseguir y quedarse en las formas sino en el sentir en lo profundo, sabiendo poner emociones positivas en todo lo que haces.  Es aprender a disfrutar del camino que conduce a tu conseguir.

¿Qué importa las metas que tengas? Lo importante es que disfrutes del camino que conduce a tus metas.

 

Si quieres saber más pincha la imagen

amarte libro imagen