El boicoteador interno. El Castigador. Cuando el sentimiento de culpa nos daña