Si yo te amo y tú no me amas ¿Qué sucede? Que mi amor no te aporta felicidad, no te produce ningún efecto e incluso puede ser una incomodidad para ti. Pero si con mi amor despierto tu amor ¿Qué sucede? Que eres maravillosamente feliz porque me amas. No porque yo te ame sino porque tú me amas. Cierto, mi amor quizá ha despertado tu amor pero lo que te hace feliz es tu don de amar. Claro que necesitas una excusa para amar. Necesitas ilusionarte, enamorarte, creer que el otro es maravilloso, necesitas que te amen para tener esa fuerza y confianza que permite surgir tu amor pero es cuando mana de ti, cuando disfrutas.

Alimentar tu Don de Amar

Tu amor necesita alimento porque quien no se nutre no tiene y quien no tiene, no puede dar. El problema es que nos acostumbramos a que sean los demás quienes nutran nuestro amor, Si no te sonríen, si no te hablan, si no te abrazan, si no te hacen caso, si no corresponden a tus expectativas, no te sientes bien y entonces no puedes amar o quizá no estás bien porque no puedes amar. Cierto, tu amor, tu don de amar necesita un alimento para que pueda crecer y dar sus mejores frutos pero no puedes alimentarte solo de lo que te dan los demás. Es bueno y necesario que los demás te nutran y aporten cosas ¡Claro que sí¡ Pero es más bueno y necesario que aprendas a nutrirlo tú. ¿Cómo? Poniendo amor en tu vida. Haciendo las cosas con amor, poniendo creatividad y belleza en cada uno de tus actos, amando a la vida aunque no puedas amar a alguien en concreto. El amor es como un músculo que se ejercita en el día a día, así se hace don, se hace una cualidad del ser de la que puedes disfrutar tú.  De la misma forma que puedes desarrollarlo, también puedes dejar que se debilite y oxide, si estás siempre esperando para poder amar.
Hay muchas personas que están esperando que aparezca el amor de su vida o si lo tienen, que su pareja cambie y les comprenda más para poder amar. Hay muchas personas que siempre están esperando algo para poder abrir su corazón a la Vida.  Esperan y esperan y, en su espera desesperan, consumiendo los días de su vida.

Disfrutando de tu amor


Olvídate de todos. Olvídate de todas sus ofensas, de sus decepciones. Por un instante olvídate de todo el mundo para encontrarte contigo. Mírate con amor, con comprensión. Mira ese ser humano valiente queriendo amar a pesar de sus miedos. Mira la ternura que hay en tus manos, la luz de tus ojos y el gozo de tu corazón cuando haces las cosas con amor, con emoción, con un sentimiento de belleza y armonía. Mira como disfrutas. Mira como reluces. Mira lo hermoso y divino que eres. No tienes ninguna excusa ni necesitas a nadie para poner un poco mas de amor en tu vida y disfrutar de ese gozo que te sana y te redime. No lo hagas por nadie. Hazlo por ti. Se trata de ser tierno sólo por disfrutar de tu ternura, de ser amable solo por el gozo de tu amabilidad, de desear algo bonito con el otro, solo por el placer de ser tú bonito. Los demás claro que te decepcionan a veces, de la misma forma que tú también te decepcionas pero eso, más que una excusa para no amar, hace más necesario poner más amor en tu vida porque amar es también perdonar por el gozo de liberarte y aceptar por la satisfacción de estar tranquilo y en paz, contigo mismo y los demás. No tienes ninguna excusa porque si crees que nadie te ama, más amor tienes que poner en tu vida, más tienes que amarte para disfrutar del gozo de tu amor.

 

Si quieres saber más pincha la imagen

amarte libro imagen