La energía de tu sexualidad, energía para tu vida.

 

Lo más conocido del Tantra es el uso que hace de la sexualidad pero lo que no termina de comprenderse, es que utiliza la sexualidad por el gran potencial energético, gozoso y de realización personal que tiene. La sexualidad sana y natural, es uno de los actos más vitalizantes para la persona y están demostrados sus beneficios para el cuerpo, salud, emociones, autoestima y sentimiento de valía personal. 

Si la meta tántrica es llenarte de energía para vivir con total plenitud, la sexualidad es una de las fuentes más poderosas. Cuando se vive con la emoción profunda del tantra, es una experiencia sagrada, total, sanadora y transformadora de la persona. Un maravilloso instrumento para sanar cuerpo y alma, un poderoso trampolín hacia la realización total del ser, hacia la iluminación. 

El tántrico se acerca a la sexualidad como algo mágico, sagrado, un gran regalo de Dios que es preciso saber disfrutar, agradecer y también canalizar. 

Para canalizar la energía sexual tienes que saber manejar la energía en general y para llenar de emociones tu sexualidad, tienes que saber expresar tu energía emocional, abriendo tu corazón sin miedo y sin complejos que te limiten. El Tantra te ayuda a liberarte y te enseña a manejar la energía. Si aprendes a canalizarla, entonces podrás manejar la energía de tu sexualidad. 

 

Todo está relacionado, la vida es algo global y la sexualidad forma parte de esa globalidad.  Los problemas que puedas tener en el sexo, son un reflejo de tus problemas existenciales- Tus problemas personales y de pareja, también afectan a tu sexualidad.  Trabajando tu autoestima y  relaciones, mejoras tu sexualidad también. Hacer tu sexualidad más sagrada y profunda, te ayuda a mejorar los otros aspectos de tu existencia. Lo que hagas en un nivel repercute en el otro. 

La sexualidad es algo fundamental en la vida pero lo definitivo es que te des cuenta de la importancia que le das tú. Darle importancia a una cosa es primero reconocer su valor y después abordarla con la emoción necesaria. Darle importancia al sexo no es sólo tener mucho sexo porque puedes tener cantidad de sexo sin ninguna importancia, lo definitivo es que sea una sexualidad llena de emociones y que te emociones porque entonces es cuando despliega todos sus beneficios y energía. 

Como siempre. Tampoco puedes excusarte en la otra persona porque se trata de las emociones que pones tú, incluso cuando estás a solas contigo mismo. Lo importante es comprender que para alcanzar la verdadera plenitud sexual, la energía del deseo que despliega el ritual erótico, debe pasar siempre por el corazón, invocando esa luz gozosa del amor que lo ilumina todo, para hacer tu sexualidad más plena y poderosa. Llena tu sexualidad de vida, emociones, sentimientos, rituales, imaginación, ternura y de todas las cosas positivas que encuentres. Entonces la hoguera de tu sexualidad brillará con un resplandor de mil galaxias

El entrenamiento tántrico tiene como meta que estés totalmente presente en lo que haces, con  todo tu cuerpo, tus sentidos y emociones abiertos, poniendo tu corazón en lo que haces.  La práctica del Tantra te da más fuerza, más seguridad, hace que tus relaciones sean más fructíferas porque no hay luchas de poder. Te permite abrir más auténticamente tu corazón porque te sientes más seguro y sabes evitar el dolor. Te hace más fuerte desde dentro y también más sensible, en un maravilloso equilibrio. Te conecta con tu cuerpo, tus emociones, abre tus sentidos, te abre a la vida y el gozo. Así, tu encuentro con el otro es más profundo, gozoso y auténtico. Es el conjunto de todas estas cosas lo que te lleva a vivir una sexualidad más plena, libre, llena de creatividad y estímulos. Una sexualidad que te enriquece, te da fuerza y poder personal, que sana y une más a la pareja. Donde no hay tú ni yo y te sientes divino, experimentando la emoción de la globalidad. 

Es más fácil que estas elevadas emociones surjan en una pareja que se ama aunque no siempre la pareja está acompañada de su amor porque los problemas para construir su alianza y todas sus expectativas, a veces les alejan del amor e incluso del gozo pero también puede suceder lo contrario, si dejan atrás los contenciosos y se desnudan de todos los datos en un ritual sagrado, ese encuentro sexual sublime puede ayudarles a superar sus problemas, a rescatarlos y redimirlos de su agobio, como un baño de gozo y ternura que les limpia del polvo del camino.

Esa emoción necesaria para hacer tu sexualidad más profunda, también puede darse entre dos desconocidos, cuando mirándose desde el corazón, son capaces de ver más allá de su sexo y su deseo, sabiendo ver a la otra persona y sentir el hermoso y sincero afecto por el ser humano que hay al otro lado de la cama. La luz y la belleza que todos tenemos.

Esa emoción, esa conciencia que necesitas para hacer tu sexualidad más plena, la necesitas también para todas las cosas importantes de tu vida, practicando en tu vida el estar presente y el poner en tus emociones, te llevará a poder hacerlo en tu sexualidad.

Si quieres saber más pincha la imagen

amarte libro imagen

©  Francisco Pedro Torres Perales