CONTROL DE LA EYACULACIÓN PRECOZ Puede haber diversas causas que originen este problema, por eso un tratamiento adecuado debería pasar primero por un análisis y terapia personales que profundicen en el conocimiento de esas causas. De todas formas y teniendo en cuenta que esto son consejos en la distancia, basados en el tantra, paso a enumerar una serie de consejos y ejercicios para paliar y tratar de solucionar el problema.

Las cosas que podemos hacer pueden ser de dos tipos: físico y psicológico. Desde el punto de vista psicológico la eyaculación precoz es una especie de deficiente conducta aprendida y su solución pasa por una reeducación de ese proceso. En el plano físico esto puede ser apoyado por determinados ejercicios.

PLANO PSICOLÓGICO.- Lo primero y necesario es eliminar todos los factores de estrés, ansiedad, vergüenza, angustia y preocupación que pueda haber referente al problema; porque en sí mimos, estos factores lo que hacen es agravar el problema. Cuando se tiene pareja es necesario una gran comprensión y apoyo por parte de la pareja y al mismo tiempo compensar a la amante por su entrega.

Dado que se puede satisfacer a una mujer sin siquiera penetrarla, mediante caricias, sexo oral y masturbación por parte del compañero, aún deseando y buscando solucionar el problema de eyaculación precoz, éste no debe ser visto con ansiedad, ni debe ser un obstáculo para lograr la satisfacción sexual de la pareja.

Así, en este ambiente de confianza, se pueden sentar las bases para que el hombre se sienta menos presionado y se creen las bases psíquicas adecuadas para comenzar a solucionar el problema. Cuando no se tiene pareja y aún teniéndola, la terapia de reeducación eyaculatoria pasa también porque el hombre se enfrente a situaciones excitantes y sexuales solo y comience a aprender a controlar su deseo.Es decir, aún teniendo pareja y sobre todo si no se tiene, el hombre debe ir entrenándose en recibir estímulos altamente sexuales y aprendiendo a canalizarlos adecuadamente.

Por ejemplo se puede ver fotografías o escenas eróticas hasta conseguir estar excitado y lograr una erección y aprender a mantenerse ahí sin que ocurra nada más. Para lograrlo se pueden hacer los ejercicios de respiración que explico más adelante.

A nivel psicológico la reeducación eyaculatoria consiste en esto, el hombre se enfreta a situaciones sexuales cada vez con más frecuencia y más excitantes, se excita sexualmente, llega a tener una erección pero aprende, poco a poco, con paciencia y confianza en sí mismo, a ir manteniéndose ahí, en la simple excitación sin que tenga que ocurrir nada más.

Naturalmente que cuando no se logra esto no tiene que ser motivo para agobiarse, autoreprocharse y cosas así. Sencillamente se intenta una y otra vez más hasta que se va habituando.

HAY QUE RECORDAR QUE LO MÁS IMPORTANTE A NIVEL PSICOLÓGICO ES PRECISAMENTE ESO: NO AGOBIARSE, NO PREOCUPARSE, NO DARLE IMPORTANCIA AL TEMA AUNQUE DESEEMOS SINCERAMENTE SUPERAR EL PROBLEMA. LOS AGOBIOS, LAS PREOCUPACIONES Y EL ESTRÉS LO AGRAVAN.

EJERCICIOS EN EL NIVEL FÍSICO.-

1.- CONTROL DE LA RESPIRACIÓN.– La respiración y la excitación sexual van siempre unidas. Cuanto más excitados estamos la respiración se vuelve más agitada; por lo tanto, y esta es una de las bases del tantra, si relajamos y aquietamos la respiración la cúspide de excitación sexual puede mantenerse sin llegar a más e incluso rebajar su intensidad. Así, si ante una situación sexual te concentras básicamente en la respiración, en el proceso de inspirar y expirar, procurando que las respiraciones sean profundas, lentas y haciendo pequeñas pausas durante la retención del aire en los pulmones y también con los pulmones vacíos, esto también ayuda a mantener una actitud más serena. Hay diversas formas de respirar con las que se puede abordar el problema:

RESPIRACIÓN PROFUNDA Y COMPLETA. Es la respiración profunda y relajada típica del yoga o de los ejercicios de relajación psicosomática. Quienes la conozcan y la tengan dominada deben enfrentarse a la experiencia sexual respirando de esa manera. Consiste en hacer inspiraciones profundas donde poco a poco se va llenando uno de aire comenzando por el vientre, luego los pulmones e incluso se eleva hasta que se mueven las clavículas. Se retiene el aire un poco pero sin formarse en nada y se expira lentamente, con los pulmones vacío se retiene el aire un poco y luego comienza de nuevo la inspiración. LA RETENCIÓN debe ser muy ligera, sin forzarse nunca y no se pueden dar normas generales del tiempo ya que depende de la practica y capacidad pulmonar de cada uno. Si no se tiene práctica basta con retener un instante hasta acostumbrarse e ir ampliándola. 2.-

LA RESPIRACIÓN DE BOMBEO. Esta es un tipo de respiración más eminentemente tántrica y que se debe utilizar cuando la excitación sexual es ya importante y como forma de tratar de controlar la eyaculación. Consiste en bombear mediante la respiración la energía sexual hacia la cabeza. Se entiende que durante la excitación sexual se produce una gran energía en la zona genital, la respiración de bombeo pretende subir esa energía hacia arriba para descargar un poco los genitales y prolongar el acto sexual. Esta es un tipo de respiración puramente abdominal. Se inspira lentamente llenando la parte baja del vientre pero sin mover en este caso los pulmones, como si se quisiera acumular la energía ahí.

Después y sin retener en este caso el aliento se expira presionando el vientre para vaciarlo. Lo importante en esta clase de respiración es que debe estar acompañada de una visualización de lo que se hace. Uno se imagina y siente la energía sexual ahí abajo en sus genitales. Entonces al inspirar te imaginas que aspiras el aire por el pene como si fuera una manguera que subcciona; pero no es aire lo que imaginas que entra sino la energía sexual que hay ahí abajo entre tú y tu compañera o en tus propios genitales si estás practicando solo. Al inspirar por el pene te imaginas que toda la energía sube y llena tu vientre que se va hinchando.

Si además te imaginas la energía de un color, el rojo por ejemplo, todavía mejor. Una vez llenado el vientre hay que bombear esa energía hacia arriba, hacia la cabeza. El siguiente paso es apretar el vientre con los músculos abdominales para que expulse el aire. Entonces te imaginas que retrocede, va hasta el ano y sube por el perineo a lo largo de toda la columna vertebral hasta estallar en tu cerebro.

Resumiendo el proceso de bombeo es el siguiente. INSPIRACIÓN.– Aprietas los músculos del ano como si quisieras evitar hacer de vientre, te imaginas que la energía sexual entra por tu pene y la diriges hacia el vientre. Sientes como tu vientre se va llenando de energía. Sigues con los músculos del ano apretados. PAUSA.- Pausa con el vientre lleno de aire. Ya sabes, no fuerces nunca los procesos de retención, siempre a tu propio ritmo, que sea cómodo. EXPIRACIÓN.– Comienza a expirar suavemente y relaja el ano en ese momento. Evidentemente al expirar expulsas el aire por la nariz, pero lo que tú debes imaginar es que toda la energía sexual que has almacenado antes en tu vientre baja primero al ano y ahí, donde termina la columna se engancha a ella y sube -mientras sigues expirando- por toda la columa vertebral hasta llegar al cerebro. Puedes imaginar esa llegada al cerebro como una explosión de luz que baña tu cerebro o como lo prefieras, pero siente que la energía llega al cerebro y te baña de luz. PAUSA.- Cuando has terminado de bombear retiene ligeramente, ya sabes, sin forzarte nunca y comienza de nuevo el proceso. Este ejercicio de bombeo se puede hacer pausadamente o también de una forma muy rápida. Pausadamente es mientras que sientes que la excitación sexual te va subiendo. Muy rápido cuando sientes que se está acercando la eyaculación y quieres evitarla. El movimiento rápido de esta forma de respirar se hace sin ninguna pausa y es básicamente lo mismo pero muy acelerado como si quisieras hacer un bombeo de emergencia. Como es lógico no te importe si al principio todo esto no sirve de nada o de muy poco.

REPITO. ES MUY IMPORTANTE EL FACTOR MENTAL DE EVITAR EL AGOBIO, LA CULPA, EL MIEDO, EL ESTRÉS Y TODAS ESTAS COSAS. Paciencia, comprensión, cariño y practica continua hasta completar el proceso de reducción. Debes de tener paciencia y sentir la despreocupación de que para dar placer a una mujer ni siquiera hace falta penetrarla, por lo tanto, puedes ser un buen amante mientras solucionas tu problema.

OTRAS PRÁCTICAS Y EJERCICIOS.- Otro forma de practicar puede ser a la hora de ir a orinar. Obsérvate en un día que tengas muchas ganas de orinar pero por estar en un lugar público o lo que sea tienes que aguantarte. Observa los músculos y las partes del cuerpo que intervienen cuando a la fuerza tienes que retener la orina. Pues bien, esos mismo músculos son los que debes de ejercitar para ayudarte a controlar y demorar cada vez más la eyaculación. Un buen ejercicio consiste pues en orinar a escalas. Es decir, en vez de orinar con un solo y único chorro puedes intentar lo siguiente: Sueltas un chorro durante dos o tres segundos. Paras, retienes durante otros 3 o 4 segundos.

Luego sueltas otro chorro durante otros segundos. Vuelves a parar y vuelves a soltar hasta vaciarte totalmente. El problema de este ejercicio es que puedes poner perdido el baño Cuando has hecho una pausa en tu orina puedes hacer aún más eficaz el ejercicio aprentando de nuevo los músculos del ano y contrayendo los esfínteres del mismo modo que haces cuando tienes unas ganas tremendas de orinar pero no puedes por estar en público o lo que sea. Después, al orinar de nuevo se relajan todos junto con el ano. chorro. Mientras que retienes la orina puedes y haces este mula-bhanda puedes también imaginarte que reabsorbes la orina por tu propio pene.

OTRAS TÉCNICAS.- El punto sagrado. Si vemos el pene erecto y en vez de pensar que terminas en los testículos, podemos imaginarnos que hay una prolongación de el en el interior, algo así como un pene oculto que puede medir hasta unos siete centímetros y que acaba en el ano. Esta zona del cuerpo es también extremadamente sensible y presionando sobre ella, sobre el punto situado entre los testículos y el ano, mas o menos a mitad de camino.

Presionando con los dedos índice y corazón aquí, bien por ti mismo o por tu compañera, se ayuda a cambiar la polarización de la energía y a retrasar la eyaculación. Bueno, de momento aquí tienes unos cuantos consejos y ejercicios para comenzar a abordar el problema. Recuerda que lo más importante es que, aunque quieras y hagas todo lo posible por solucionarlo, te despreocupes, no te agobies y confíes en que con voluntad y práctica se soluciona.

Debes también de tener en cuenta que cuanto menor sea tu frecuencia sexual, el número de veces que por semana o mes haces el amor, más difícil te será controlarte; eso es lógico y le pasa a todos los hombres. Por decirlo así, a mayor práctica menos tensión contenida y más fácil controlar. También puedes acompañarlo con una buena.

PROGRAMACIÓN MENTAL. Mira si quieres en nuestra web la sección correspondiente en Mente Mágica. Básicamente debes de visualizar que tu problema está resuelto, es decir que haces el amor durante el tiempo que quieras y controlas tu eyaculación, una vez recreada esa imagen la absorves mediante una inspiración y ya está implantada la orden en tu subconsciente para que colabore contigo. Naturalmente debes repetir esto todos los días Lo mejor es que como practiques todos los días enfrentandote a una situación sexual, bien sea solo o con tu compañera.

Pero hasta que lo consigas no debes buscar el placer ni satisfacerte, debes de buscar estar el mayor tiempo posible en una alta situación sexual sin que tenga que ocurrir nada, de una forma relajada y natural. Bueno, espero que esta información te sea útil para comenzar a prácticar. En la próxima renovación de nuestro sitio, que será a finales de septiembre incluiremos más ejercicios y consejos sobre este problema, ya que ha sido uno de los más consultados.

Si quieres saber más pincha la imagen

amarte libro imagen

© Francisco Pedro Torres Perales. http://escueladeamor.es