Conócete a ti mismo viendo cómo te relacionas con los demás.
Conoce a los demás viendo cómo se relacionan contigo 

EL ARTE DE CONOCER Y ENTENDER A LOS DEMÁS  

En el amor y, en general en las relaciones, podemos aprender mucho de nosotros viendo cómo nos relacionamos con los demás, al igual que podemos conocer a los demás viendo cómo se relacionan con nosotros.

La libertad de poder elegir la pareja con quien decidas vivir no es algo que ha existido siempre sino que es fruto de la libertad individual y las conquistas personales de las que disfrutamos hoy día. Durante siglos los matrimonios han sido concertados por las familias sin que los jóvenes contrayentes pudiesen elegir.

Normalmente eras motivos económicos y de alianza entre clanes los que hacían decidir un tipo de enlaces u otros y, en algunas culturas, se consultaba a los astros para conocer la compatibilidad o no de los prometidos y la forma en que pueden entenderse mejor.

Aunque hoy día todo el mundo elige a su pareja según sus sentimientos, más allá de ese primer arrebato romántico que se conoce como enamoramiento, luego surge la necesidad de convivir y adaptarse a una relación que, por muy buena que sea, nunca es ideal.

La vieja sabiduría astrológica que desde hace milenios ha ayudado a las personas a entenderse mejor, sigue hoy vigente y renovada con contenidos psicológicos, siendo una referencia muy válida para todos aquellos amantes que desean conocerse mejor y, por lo tanto, mejorar su relación.

La Sinastria.

Se conoce como Sinastría a una técnica astrológica que compara las cartas -energías- de las personas -sean parejas, padres e hijos, socios, etc-, para sacar el mayor partido de su relación.
Viene del griego syn, que significa unión y de astron, que significa estrella. Literalmente es pues el arte de unir o comparar las “estrellas” de dos personas para ayudarlas a que comprendan y superen sus posibles desarmonías y también a que saquen un mayor partido de sus cualidades en común y, por lo tanto, de su relación.

A nivel popular, de toda la complejidad del estudio sólo ha llegado a la gente cosas tan simples como que Leo no es compatible con Escorpio, etc. En este punto hemos de decir que eso se refiere sólo a la comparación de los signos solares, un dato muy pequeño y aislado en comparación con todos los que la Sinastría tiene en cuenta.

Con esto quiero decir que no debe hacerse caso a esas fórmulas tan simplistas y reducidas que andan por ahí.  Para hacer un estudio de Sinastría serio se requiere confeccionar la carta natal completa de las dos personas que quieren compararse.

Sólo analizando todos los datos es cuando se pueden sacar conclusiones realmente válidas. Este estudio dice muchas cosas sobre las compatibilidades, ventajas e inconvenientes que deberá afrontar una pareja en su convivencia. 

Creer que para sacar provecho a una relación basta simplemente con la buena voluntad y con el amor, es un tanto ingenuo.

Desde luego que si no hay amor la cosa está ya de por sí complicada; pero aún existiendo el amor, cada miembro de la pareja tiene una peculiaridad y una forma de ser que puede chocar o favorecer a la otra persona y viceversa. 

LA ASTROLOGÍA Y LAS TERAPIAS DE PAREJA

Si la Astrología Evolutiva puede ser útil para que las personas se conozcan más, tengan más recursos y energías para afrontar su destino e, incluso puede servir de base para iniciar una terapia que sane las viejas heridas, la Sinastría, como arte de comparar y aunar a las personas, es también muy útil para establecer las bases sobre las que se ha de actuar en cualquier terapia de pareja, pues muestra de una forma clara y rápida cómo son cada una de las personas y cómo es la compatibilidad de sus diferentes energías. 

En nuestro Gabinete de AstroPsicología Evolutiva queremos ayudarte.

 

Si quieres saber más pincha la imagen

amarte libro imagen