El Poder de Transformación del gozo profundo y pleno.  

Cuando sufres, algo te duele, te sientes amenazado y te preocupas, tu cuerpo se pone tenso, se encoge, contiene la respiración y se hace más rígido. Todo eso te daña y si la situación continua, tu cuerpo puede enfermar. 

Cuando gozas, confías y sabes relajarte, cuando amas y sientes esa dicha, tu cuerpo se abre, se expande y respira profundamente. Todo eso te nutre y si vives ese gozo en lo profundo, el placer también te sana y expande. Si tu experiencia de gozo permanece y lo vives en tu corazón, te transforma y te lleva a una conciencia más positiva de ti y de la propia vida, haciendo que vivas en una mayor armonía. 

Preocuparse, vivir con tensión, dolor o sufrimiento, no sólo son experiencias desagradables, también son vivencias dañinas y enfermizas. Saber relajarse, vivir con más corazón y menos exigencias, abriéndose al gozo natural de la vida, no sólo son experiencias agradables, también nutridoras y si permanecen un tiempo, sanadoras y transformadoras de la conciencia.

La propuesta tántrica de abrirse y profundizar en la energía del placer como forma de crecimiento y también de sanación, es algo totalmente razonable y natural porque la Vida funciona así y el secreto de su éxito está en saber evitar el dolor y profundizar en el gozo.

Si el dolor te enferma, el gozo te sana

La magia de vida que propone el Tantra no es otra que usar creativamente la energía para tu expansión, crecimiento y gozo personal, viviendo en armonía con todo lo que te rodea. Si el gozo del vivir, cuando es sano y natural, es algo que te expande, la vivencia de una sexualidad plena, llena de amor y emociones, puede ser mucho más que una experiencia gozosa, también sanadora y transformadora de la conciencia pero para alcanzar la verdadera plenitud sexual, la energía del deseo que despliega el ritual erótico, debe pasar siempre por el corazón, invocando esa luz gozosa del amor que lo ilumina todo para hacer tu sexualidad más plena y más poderosa.

Si haces tu gozo más profundo y más consciente, su energía es más poderosa y más te sana y más te transforma. 

Si hay una emoción profunda en tu sexualidad, el sexo te ilumina porque está iluminado por el amor, si no hay emoción, el sexo puede ser satisfactorio pero nunca pleno.

Hay personas que se acercan al tantra sólo buscando mejorar la vivencia de su sexualidad pero el entrenamiento que les llevaría a vivir una sexualidad más plena es el mismo que les ayuda a vivir una vida más plena.  La sexualidad es una parte de la vida global y ahí llevas no solo tus deseos sino también tus miedos, bloqueos, conflictos de pareja y también los personales. 

Si quieres que tu sexualidad sea más emocionada, tienes que permitirte el emocionarte, sabiendo canalizar tus emociones. Si quieres que sea apasionada, tendrás que cultivar la pasión en tu vida y si quieres que sea profunda y consciente, tendrás que cultivar la profundidad y la conciencia. La cama no es un lugar aislado porque ahí lo llevas todo, tus grandezas, tus miedos y también tus propias limitaciones.

El entrenamiento para una sexualidad plena es el entrenamiento para una vida plena

La vida es algo global, todo esta relacionado. Trabajar la energía de la sexualidad es hacerlo en dos sentidos. No puedes realmente abrir tu corazón y estar totalmente presente y con una total emoción en tu sexualidad si tienes problemas y bloqueos que te lo impidan. Hace falta un proceso de limpieza, sanación emocional y liberación de falsos prejuicios para vivir plenamente la vida y también la sexualidad pero este proceso de sanación puede hacerse también desde la propia sexualidad, al intentar vivirla con toda la conciencia y el corazón posibles. Entonces la experiencia sexual se hace más profunda y contribuye a nuestra sanación global.

Para que tu sexualidad sea sagrada, tu vida debe ser sagrada y debes saber alimentar la hoguera de la pasión sexual con la leña adecuada. Llena tu sexualidad de vida, emociones, sentimientos, rituales, imaginación, ternura y de todas las cosas positivas que encuentres. Entonces la hoguera de tu sexualidad brillará con un resplandor de mil galaxias, entonces sí podrá iluminar tu vida y podrá transformarte pero si no lo haces así, incluso podrá consumirteDe ahí la importancia de desplegar tus emociones más profundas y la necesidad de un entrenamiento centrado en lo emocional.  

Cuando la magia de la sexualidad consciente ilumina a dos desconocidos

Un falso mito que debemos desterrar es que la sexualidad sólo puede ser hermosa en el seno de una pareja establecida porque sólo en ese marco se da el amor. Ciertamente puede ser más fácil en los momentos donde brilla su amor pero también más difícil cuando tienen diferencias y conflictos de poder. 

En la pareja no solo se da el amor, también las exigencias propias de la alianza y eso a veces impide tanto el gozo como el propio amor. 

Entre dos desconocidos o dos personas que no aspiran a ser pareja, no se dan esa exigencias y entonces puede brillar el amor sin distorsiones porque no es amor por la pareja sino por el ser humano en sí mismo, por la persona que tienes enfrente, sin más metas y expectativas que el del puro amor y el mutuo regocijo. Para que esto sea posible tiene que haber algo más que el mero deseo erótico, tiene que darse la emoción del amor que haga más intensa esa vivencia. 

Cuando las personas desarrollan un sano y natural amor por la vida, por la humanidad y sus semejantes, entonces pueden sentir amor por alguien que también desean o se sienten atraídos, sin tener que establecer el compromiso de la pareja, pudiendo llenar ese encuentro de las más intensas emociones, de gozo, plenitud y belleza que lo hagan una experiencia transformadora y sanadora. 

Cuando el Resplandor te ilumina cuando estás solo, te das cuenta que nunca lo estás

Cuando la sexualidad sagrada se practica en solitario uno también puede y debe desplegar un sincero amor por sí mismo, un maravillarse por la increíble belleza y sabiduría de tu propio que te permite tanto gozo. Conectando con tu Amante Interior, con el hombre o la mujer mágicos que todos tenemos dentro. 

Entonces sientes ese mágico aliento del espíritu que te acompaña, iluminando tu cuerpo, iluminando tu gozo, iluminándote en el Resplandor de ese éxtasis al que has llegado. Entonces te das cuenta que no estás solo porque la divinidad también está contigo, también eres tú en ese gozo infinito. 

Aprovechar estas vacaciones, este tiempo de más tiempo para ti, para darte amor y para gozar del placer de amar. 

Si quieres saber más pincha la imagen

amarte libro imagen

©  Francisco Pedro Torres Perales