El Tantra es el camino mágico del corazón que nos conduce a la plenitud y el éxtasis dando y recibiendo, siendo tú y dejando de serlo para sentirte el Todo. 

 

No puede ser algo intelectual sino una forma práctica de vivir la vida que

te ayuda a crecer como persona y lograr mayores niveles de plenitud y realización personal en el aquí y el ahora.

 

Beneficios en tu vida cotidiana

 

Esto es lo más importante. Sus ventajas no se demoran hasta un futuro lejano ni se limitan al sexo. Abarcan todas las facetas de tu vida y comienzas a sentirlas desde el primer día en que empiezas a practicar verdaderamente y tomas las  necesarias decisiones.

 

Tú mismo puedes comprobarlo. Si te funciona sigues adelante, si no te funciona, déjalo, deja cualquier práctica que no te funcione y no te haga ser más feliz y crecer más en cada día.

 

Instalarse en el cuerpo, en las emociones, en el corazón

 

El camino del Tantra pasa por instalarse en el corazón, en tu cuerpo, en tus emociones para saber canalizarlas con creatividad y belleza, sabiendo evitar sufrimientos estériles y conseguir gozos más profundos.

 

Frente a una sociedad excesivamente mental, el Tantra reconoce la importancia capital de las emociones y te enseña a darles un cauce adecuado, al igual que el agua necesita ser conducida por sólidos canales para regar los Campos de la Vida.

 

De la Inteligencia Emocional a la Inteligencia Sexual

 

Esto es lo que en la más moderna psicología se llama Inteligencia Emocional. Junto a este concepto el Tantra ha acuñado otro también muy importante: la Inteligencia Sexual, el saber no sólo disfrutar de la sexualidad más plenamente sino también el hacer de esta poderosa fuerza una herramienta de transformación personal, un camino que nos lleva al éxtasis de sentir nuestra propia divinidad,  lo más grande que somos.

 

Sanación emocional para la plenitud sexual y personal

 

En los años que llevo formando en el Tantra, he comprobado que lo realmente difícil es avanzar en el proceso de sanación y liberación necesario para que la plenitud del amor pueda sentirse dentro y no tenga que mendigarse fuera.

 

Amar y hacerse valer

 

Algunas personas creen que abrir su corazón les hará más vulnerables a los demás y entonces podrán abusar de su amor y buena voluntad pero esto no es cierto sino todo lo contrario.

 

Cuando pueden abusar de ti es cuando no hay amor en ti hacia ti, cuando no te valoras ni sabes hacerte valer. Entonces necesitas que los demás te valoren para poder valorarte, que te amen para sentirte importante, que te deseen para sentir tu atractivo.

 

Todo esto pone tu valor en manos de las otras personas y no es el camino de la verdadera felicidad. Más bien crea conflictos y dependencias entre las personas.

 

Algunas personas creen que amar es decir siempre sí y darle al otro todo, incluso aunque uno no quiera o no lo desee. Nos han enseñado también que el amor es sacrificio pero no es cierto.

 

Ofrecer tu verdad, que tus relaciones sean auténticas

 

Amar a una persona es ante todo ofrecerle tu verdad y tu honestidad. Es decir sí cuando quieres decir sí y decir no si hay algo que no te agrada. 

 

Esto es verdadero amor porque si no actúas desde tu verdad, no le das al otro la oportunidad de relacionarse auténticamente contigo ni de aprender de vuestra relación.

 

Una relación basada en el crecimiento y no en la posesión

 

Uno de sus beneficios más prácticos e interesantes hoy en día, cuando la pareja está en una profunda crisis y transformación, es que aporta un nuevo molde de relación basado en la libertad y el crecimiento mutuo y no en la posesión.

 

El Tantra te pide ser auténtico y relacionarte con el otro desde tu verdad.

 

Si te entregas al otro sólo cuando de verdad lo deseas y eres capaz de decir no cuando no es adecuado para ti ¿Quién puede hacerte daño entonces?

 

Nunca más depender del otro. Ser Príncipe en lugar de Mendigo

 

En el amor somos nosotros quienes nos hacemos daño al entregarnos a las personas que no nos corresponden o al encerrarnos en nosotros mismos, negándonos el gozo y la felicidad por miedo a sufrir.

 

El Tantra te libera de todo esto porque te enseña a descubrir que la llave de todo está en ti y además te enseña a utilizar esa llave, te enseña a manejar la energía para que puedas conseguir lo que realmente deseas, descubriendo, fomentando y viviendo la vida desde tu propia grandeza.

Solo queda que te pongas en camino porque lo beneficios son muchos y pocas cosas las que puedes perder.

 

Si quieres saber más pincha la imagen

amarte libro imagen

 

© Francisco Pedro Torres Perales