Si buscas a quien amar,
ama a tu cuerpo.
Si buscas un guía
está en tu cuerpo
Si buscas un templo donde rezar,
está en tu cuerpo.
Si buscas la sabiduría
está en tu cuerpo.
Si buscas la divinidad
está en tu cuerpo
Tu cuerpo es tu amante,
tu maestro
tu dios y tu templo
porque toda la sabiduría
y el poder del Universo
está en tu cuerpo.
El camino del Tantra
es la Vida Mágica del Cuerpo.
En el centro del cuerpo está el corazón
y en el corazón está la verdad
y sólo desde tu verdad
llegas a la felicidad.

Tu cuerpo te habla a traves de las emociones y todo lo que sientes es real
Tu alegría, tu tristeza, tu amor o tu rencor, todas tus emociones son tan reales que te sanan o enferman
Lo que pasa por tu mente no es siempre real porque muchas veces tus pensamientos son fantasías o especulaciones.
Dejar las especulaciones de la mente para instalarte en la realidad del cuerpo es el primer paso para vivir tu verdad.

El Tantra Natural te conecta con la fuerza de la vida y la magia el cuerpo. Es el yoga de las emociones

El trabajo del cuerpo es el trabajo de las emociones porque aprender a gestionarlas es la clave de la felicidad.

Hay personas capaces de mantenerse con más facilidad en emociones positivas y son más felices, más sanas, viviendo más tiempo y con mayor calidad de vida.

Otras tienden a atascarse más en emociones negativas y tienen más problemas, más enfermedades, gozan menos, viviendo menos años y con menor calidad de vida.

Dos personas pueden ser lo mismo y hacer las mismas cosas pero vivir esas experiencias con emociones muy diferentes.
La misma dificultad, a unos les hunde y a otros les hace grandes.
El mismo gozo, unos lo disfrutan plenamente y otros ni lo sienten y agradecen.
El entrenamiento del Tantra Natural  es el entrenamiento para la vida porque saber gestionar las emociones es la clave de la felicidad.

Amando tu cuerpo, sintiendo tu cuerpo

El Amarte pasa primero por amar tu cuerpo porque si no estás en tu cuerpo y le das lo que necesitas no te amas realmente.

El yoga emocional del Tantra Natural está más centrado en la emoción con que vives lo que haces, tu práctica, tus ejercicios, tus actos.
Más que estar pendiente de lograr cosas con el cuerpo, se trata de disfrutar de tu propio cuerpo, de tratarlo y tratarte con amor.
Es una relación con el cuerpo libre de exigencias y expectativas, simplemente estando en ti de una forma amorosa y consciente.
Esta falta de exigencias y expectativas  produce un sentimiento de gozo y relajación en el cuerpo, que se distiende y abre naturalmente al movimiento y su natural expresión.

La meta es que el cuerpo se exprese por si mismo, liberando todo su potencial de sabiduría y realización.

Sólo cuando abandones las exigencias que te ponen rígido y dejes de estar pendiente de lo que quieres conseguir para centrarte en lo que estás haciendo, sentarás las bases para lograrlo.

Esta es la verdadera clave de la felicidad y de nuestro entrenamiento, prepararte para el vivir de cada día, sabiendo disfrutar de lo que haces, de lo que tienes y lo que eres.
Puedes tener muchas metas y eso es positivo porque moviliza tu energía pero tan importante como es llegar es saber disfrutar del camino.
Esto es el Vivir el Presente que de palabra tantos proponen pero pocos  si no disfrutas del camino hacia tu conseguir de qué te sirven tus retos

amarte libro imagen

 

 

 

Del libro Amarte: Creando la plenitud, para más información pincha en la foto