El Camino Luminoso del Corazón

Cada persona es un camino
aunque muchos caminos confluyan en un solo.
Cada camino es siempre distinto,
abierto a las diferencias personales de quienes lo transitan,
aunque muchas personas confluyan en uno solo.

Bienvenido al Aditi-Tantra –El Tantra Cósmico-
El camino de la pluralidad y de la biodiversidad

Lo que es válido para todos
te lo puede enseñar cualquier maestro.
Lo que más te conviene te lo aconsejará tu Maestro Personal
pero lo que debes hacer tú
debes decidirlo tú solo.

Bienvenido al tantra de la verdadera libertad personal,
donde no hay dogmas, donde no hay gurús
y la única norma y disciplina válida es la que acepte tu corazón
.

Todos los caminos son buenos si se recorren con el corazón.
Todos los senderos son siempre ciertos
incluso aunque te equivoques,
porque de muchos y muchos errores
están tejidos los grandes acierto
s.

Bienvenido al Tantra de la Certeza Interior
Bienvenido al Aditi Tantra
El Camino Luminoso del Corazón.

En los Vedas Aditi es la Diosa Madre y su símbolo es el espacio infinito. Simboliza la Naturaleza Indivisa, en su realidad global y antes de manifestarse en su forma dual.

El Aditi-Tantra o Tantra Cósmico es el heredero del tantra original y matriarcal, anterior a la propia cultura védica; el tantra hinduista es una sus interpretaciones posteriores como también lo es el Tao de la Sexalidad.

Esta referencia en los propios textos védicos, como también las hay en la cultura china y taoísta a un ser creador del universo de naturaleza femenina, la Diosa Madre, es uno de los muchos reconocimientos que hay en todas las tradiciones de la existencia de esa cultura matriarcal donde los cultos mágicos y sexuales del Tantra nacieron.

El Tantra de la Diosa Madre y de los Poderes Cósmicos.


También según recogen los vedas, Aditi, la Diosa Madre, es la madre de los Aditiyas o dioses planetarios que gobiernan el Zodiaco.

El Aditi Tantra es pues el Tantra cósmico y original que busca trascender la dualidad resolviendo primero todas nuestras polaridades personales y reencontrarnos con nuestra naturaleza cósmica para desarrollar nuestro poder interior.

Algunos confunden el Tantra con la religiosidad hindú actual o la clásica de la época védica pero no tienen mucho que ver.

El Aditi-Tantra es anterior, mucho más viejo y casi tan antiguo como la humanidad porque el proceso de humanización se ha ido construyendo alrededor del poder erótico de la mujer y su fuerza mágico-sexual. Para quien no lo haya leído le remito a mi artículo del Poder de la Diosa donde se explica mejor esto.

Desde sus orígenes el Tantra da una gran importancia a la mujer y rinde culto a lo femenino, ya que considera que la Energía Femenina es la Potencia Creadora del Universo, el Principio Activo y Creativo.

Lo mismo que opina el Tao de la Sexualidad ya que aunque ambos tienen ciertas diferencias propiciadas por las diferentes culturas donde se desarrollaron, son en realidad hijos de la misma madre-

El Tantra hinduista, un conjunto a veces muy hermético de complejos rituales a caballo entre la magia y la religión, está muy influenciado por la religiosidad hindú y se orienta más hacia la búsqueda de la trascendencia y la experiencia de fusión con la divinidad mediante una sexualidad sagrada y global y el desarrollo de la energía amorosa mediante la devoción al amante y al gurú; mientras el Tao de la Sexualidad está más orientado a la búsqueda del vigor, de la salud, del poder personal y de la longevidad; en él no está presente esta devoción amorosa hacia ningún gurú por el vigor librepensador que siempre ha tenido el taísmo.

Por este motivo el Tao de la Sexualidad está más cerca del Aditi-Tantra en su concepción de un tantra orientado hacia la libertad y realización personal.

Ambos son cultos mágicos y cósmicos y por eso los antiguos iniciados taoístas eran filósofos, chamanes, astrólogos y por supuesto, practicantes de la energía amorosa y sexual.

El Aditi-Tantra busca desarrollar en nosotros los Poderes Cósmicos y si en sus origenes, Tantra, Alquimia y Magia estuvieron siempre unidas a la Astrología, ¿por qué no recuperar esta vieja alianza?.

Esto es precisamente lo que hacemos en la escuela, recuperar el vigor librepensador del tantra original y fusionarlo con lo mejor de las aportaciones de la tradición iniciática y humanista de occidente: la astropsicología evolutiva, la psicología transpersonal y las modernas técnicas de renacimiento y reprogramación mental.

Esas son las fuentes y la inspiración del diseño de las dinámicas grupales y de las meditaciones guiadas y visualizaciones que forman parte de nuestro método de enseñanza.

Como en las viejas culturas chamánicas y matriarcales donde nació el Tantra, el trabajo de movimiento y de liberación de la energía se hace con danzas bioenergéticas y de conciencia, con rituales chamánicos, música de tambores y cánticos e invocaciones colectivas.

También con sencillas asanas y ejercicios de chi kung de la tradición taoísta en una integración de lo mejor que ofrecen ambas tradiciones; pero siempre evitando complejidades y artificios innecesarios porque si el Tantra es el camino para trascender la dualidad, el Aditi-Tantra es precisamente el camino más natural para lograrlo porque en sus métodos y técnicas rechaza toda elaboración para retornar a la sencillez primordial, como dice uno de sus aforismos:
Frente a lo complejo prefiere lo sencillo

Frente a lo artificioso lo más natural es mejor
porque hay muchas técnicas que pueden ser buenas
en tu Camino de Liberación
pero ninguna te hará libre
si eres prisionero de ellas.

© Francisco Pedro Torres Perales

Si quieres saber mas pincha en la imagen

amarte libro imagen